play

Boucle

Un hombre con un evidente trastorno psicológico decide poner en alquiler una habitación de su casa para solventar la soledad que empeora su situación mental.

Con una propuesta interpretativa dotada de pocos aspavientos, economizando toda muestra gestual que pudiera resultar superflua y hasta innecesaria para contar lo que en esta historia sucede, Pedro Orell nos da visos de ser un actor comprometido con el Método y con la búsqueda de la verdad orgánica.

La trama de este cortometraje, desarrollado en planos muy cortos, nos invita no sólo a sumergirnos en el personaje sino a identificarnos con él, haciendo aún más fácil que, lejos de distanciarnos de su psicosis, nos cuestionemos si no será algo más que habitual, en nosotros mismos, sentirnos a veces tan alienados, desconfiados y enemistados con nuestro propio ser como lo vemos en el protagonista.

Pedro Orell, formado entre la ESAD de las Islas Baleares y los proyectos, tanto profesionales como amateurs, a los que se vincula, no deja de ser uno de esos valientes actores insulares que, con todos los inconvenientes, adversidades y limitaciones que implica vivir en una isla y, aún más, dedicarse a este sector en concreto, no desfallece y sigue luchando por crecer interpretativamente y por ayudar a que crezca, con él, el teatro y los proyectos cinematográficos. Algo que, sin lugar a dudas después de verle trabajar, conseguirá hacer realidad.

~

Interpretado por

Actor isleño, con todas las dificultades que ello entraña y que sólo los artistas insulares conocen, no sólo interpreta sino que autoproduce con tanto afán de superación que su talento, además de resultar indiscutible, crece de forma exponencial con cada nuevo personaje.